Una vez tengas un deseo -un propósito-, enfócate en lo importante, que es el camino hacia ese deseo, y no consecución del mismo (Jave)

La vida, tu vida, consiste en ser feliz en el camino que hacemos cada día. En cada instante, en cada aquí y ahora. No hay más. Llegará un día en el cual tu conexión con la vida será de tal magnitud que tu dicha, tu paz y tu gozo serán infinitos y constantes, al saberte definitivamente que Eres lo que Eres.

Mientras tanto debes seguir tus deseos, debes tener propósitos que te vayan acercando a lo que Eres. A veces el propósito, tus deseos, no son tuyos si no aprendidos del entorno -amigos, familia, …-. Conecta con tu corazón, y busca esos deseos que harán que tu camino sea lo más gozoso posible -fíjate que no digo placenteros, porque el placer engendra displacer, digo gozo, que es un sentimiento de paz, de equilibrio interior, que solo genera gozo-. Observa que en ese deseo no involucres la voluntad de nadie, porque eso no te corresponde.

Una vez tengas esos deseos, cuida de poner fe en que se van a conseguir. No dudes de ello, nunca. De hecho, deberías vivir como si eso ya estuviese dado, porque así es. Pero muchas veces, eso no sucede, el deseo no se cumple, y aquí es donde empieza lo bueno del deseo, que no es otra cosa que el camino que te hace recorrer. Y ahí tienes que revisar varias cosas, que serán muy importantes, porque te van a hacer conocerte y mucho a ti misma, y te harán crecer tanto que la consecución del deseo quedará empequeñecida.

Cuida de que esa fe sea inquebrantable. Vigila si te estás auto saboteando, porque eso sucede muchas veces -lo deseo con la boca pequeña, pero realmente vivo para que no se dé dicho deseo-. Ten cuidado de si tienes deseos contradictorios, que impiden que la vida te dé aquello que creías desear -quiero esto, pero también esto otro, y ambos no se pueden dar a la vez-. Y, sobre todo, enfócate en el camino, pues es lo único que existe. El deseo una vez conseguido será superado y buscaremos otro deseo. El camino es lo único que permanece en tu crecimiento, en tu vida.

Una vez tengas un deseo -un propósito- enfócate en lo importante, que es el camino hacia ese deseo, y no en la consecución del mismo.

Imagen de sarajuggernaut en Pixabay

Publicado por Jave

Soy estudioso en profundidad de UCDM y de LVDM, además soy monitor de Atención Plena o Mindfulness.

Un comentario en “Una vez tengas un deseo -un propósito-, enfócate en lo importante, que es el camino hacia ese deseo, y no consecución del mismo (Jave)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: