Vive con inocencia, pureza, asombro, confianza, gratitud y muchas ganas de ser feliz, o mejor, siendo la felicidad (Jave)

Cuando Jesús, en Mateo 19, 14, te dijo aquello de “dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos”, obviamente no fue por hacer una distinción de edades, ya que ni siquiera todos los niños son como los niños a los que el propio Jesús se refería.

El reino de los cielos no está lejos de ti, mas, al contrario, está contigo si tu le quieres darle cabida en tu vida. Y para que el reino de los cielos sea tuyo, para que puedas vivir el reino de los cielos aquí y ahora, debes hacerte como un niño, como una niña.

Y, ¿a qué cualidades se refería Jesús?
A vivir con inocencia, con la inocencia de una niña que nada sabe, sino que solo vive.
Hacerlo con pureza, con la pureza de lo auténtico.
Saber sentir sin la contaminación de la mente pensante, que todo lo enrarece y los desvirtúa.
Vivir con asombro todo acontecimiento sin juicio, sino tal cual es, por el simple hecho de experimentarlo.
Y hacerlo con ganas, con muchas ganas de vivir, de sentir, de experimentar.
Sin olvidar la confianza, sin olvidar la gratitud.
Buscando ser feliz, viviendo feliz, siendo la felicidad.

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Publicado por Jave

Soy estudioso en profundidad de UCDM y de LVDM, además soy monitor de Atención Plena o Mindfulness.

Un comentario en “Vive con inocencia, pureza, asombro, confianza, gratitud y muchas ganas de ser feliz, o mejor, siendo la felicidad (Jave)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: