«Toda tu historia», tercer capítulo de la primera temporada de la serie Black Mirror de Netflix

Black Mirror es una serie maravillosa británica creada por Charlie Brooker, auxiliado muy de cerca por unas diecisiete personas más. Cada capítulo es independiente de los demás. El hilo conductor siempre es mostrar el lado oscuro de la tecnología y cómo esta afecta y puede alterar nuestra vida, a veces con consecuencias tan impredecibles como aterradoras. Realmente es muy aconsejable verla desde este punto de vista, sobre todo con los adolescentes que son un poco más vulnerable, si cabe, que los que nos llamamos adultos. El título hace referencia al espejo negro que es nuestra pantalla del móvil.

El episodio que os traigo es el tercero de la primera temporada. A mí me encanta, y de hecho está considerado (según donde lo mires, ya que para gustos, colores) como uno de los mejores de la serie. Su título: «Toda tu historia», aunque otra traducciones lo llaman «Tu historia completa», y ambos hacen justicia a lo que nos cuenta. En boca de filmAffinity el capítulo trata de lo siguiente: «Desarrollada en una realidad alternativa en la que la humanidad puede acceder a una tecnología que graba todo lo que ve y escucha. Puedes borrar un recuerdo o volver a él, ¿pero es ésto algo bueno…?». Mientras que en la propia web de Netflix, nos presenta el capítulo con esta pequeña sinopsis: «En un futuro cercano, todo el mundo tendrá acceso a un implante de memoria que grabe todo lo que los humanos hagan, vean y oigan».

El capítulo nos lleva por una historia que nos quiere hacer reflexionar sobre esta cuestión. Pero esta web no es de tecnología, es espiritual, así que vamos a darle un giro a la cuestión, acercándola a algo que vivimos ya en esta realidad que nos hemos inventado. Realmente, todo lo haces está regido por tus recuerdos. TODO. Tratas a los demás según los recuerdos que tienes. Quieres o dejas de querer según según tus recuerdos. Si piensas en alguien, te nace una sonrisa, una mueca neutra o desagradable según tus recuerdos de esa persona. TODO. Así que cuando veas este capítulo se consciente de que ya tienes ese aparatito tecnológico injertado en tu cabeza, y que tal cual hace el protagonista, TODO lo que haces tu, gira en torno a lo que tienes guardado en tu aparatito, al que tú llamas memoria. Sé consciente de ello. Y después, elige cuánto poder dar a ese aparatito, o bien elige liberarte de él. Por que si es así, bienvenida al club.
Sería un alivio vivir cada instante sin ese «aparatito» o memoria machacándome permanentemente.
Vaya, acabo de darme cuenta 😉 de que de eso trata el camino de salvación hacía el Ser que Somos en realidad, ¡qué asombroso!

cartel original del capítulo, tomado de filmAffinity

Publicado por Jave

Soy estudioso en profundidad de UCDM y de LVDM, además soy monitor de Atención Plena o Mindfulness.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: