«El deseo» por Jorge Lomar

Deseo, deseo, ah… el deseo.
El gran repudiado, siempre cuestionado,
una y otra vez reprimido y controvertido,
aparece como el culpable de tu dolor
y a la vez,
como el guía a tu felicidad.

Siempre confuso, siempre cambiante,
como si surgiera de tu esencia
y tu, dispuesto a olvidarla,
te distrajeras en la interpretación.
Ah, deseo…
Te deseo repudiar y…
te deseo.
Todo tu camino transcurre sobre el deseo
aunque te hayan hecho renegar de él.
Escúchame bien ahora:
No hay culpa.
No hay lucha en Quien tu eres.
No hay represión, no hay control en tu Ser.
Libérate ahora
y libera al deseo de toda condena y de toda cruz.

Deseo eres tú.
Eres la voluntad de Dios,
el Ser expresándose,
el deseo sin fin.

Jorge Lomar

Publicado por Jave

Soy estudioso en profundidad de UCDM y de LVDM, además soy monitor de Atención Plena o Mindfulness.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: