Nada ni nadie puede cambiar la esencia de lo que Eres. Nada ni nadie puede disminuir tu dignidad, que te viene dada desde tu creación. Nada ni nadie puede añadirte algo para ser mejor, ya eres perfecto

Actualmente el mundo ha cambiado tanto que el oro ya no es el metal más caro. Ahí están el Rodio y el Iridio que van aumenta su valor en función obviamente de la oferta y la demanda. Pero aún así, el oro se mantiene entre los más caros, y por supuesto el más preciado junto al platino. Por eso, utilizaré el oro para contarte algo.

Imagina que tienes una buena pieza de oro. Es maravillosa. Es un oro especial, porque cuanto más se usa, más grande se hace, diríamos que es un oro infinito. Pero te da tanto miedo mostrársela al mundo que la guardas. Te da miedo, porque estás acostumbrada/o a mostrarte pequeña/o y mostrar ese oro implicaría de una vez, por fin, mostrar todo tu valor. Eso te da miedo. Además, no vaya a ser que alguien se sienta mal ante todo ese poder. No vaya a ser que después de todo, no te muestres con tanto poder, tus dudas te paran. No vaya a ser… – aquí puedes añadir la excusa que desees, esa que utilizas a menudo para no mostrarte tal como el Amor que eres-.

imagen de Leo Porolli

Guardas el oro. Lo entierras bien hondo, con la esperanza de que se quede ahí. Mientras te muestras débil, necesitado, a veces sufriente, y empiezas a tomar consciencia de ese oro podría aportarte todo, felicidad, dicha, riqueza, … Pero no sabes si te lo mereces. Porque no sabes si debes expiar tus errores, tus fallos pasados, tus faltas de Amor.

Te lo mereces, porque fuiste creado para eso. Porque no hay faltas que pagar, no hay errores que enmendar. Eso solo está en tu mente pensante. Nadie te lleva las cuentas. Al contrario. Fuiste creado para sentir toda la Dicha del mundo. Fuiste creado para ser el Amor mismo. Fuiste creado para extender ese Amor a todo el que pasara cerca de ti. Pero puedes tomarte el tiempo que sientas que debes tomarte, no pasa nada. Porque cuando quieras, puedes ir a desenterrar ese oro que tan bien escondiste en tu corazón, tras miles de velos. Porque ahí seguirá siempre brillante, y con todo su valor. Tu eres como el oro. Puedes enterrar tu valor, tu perfección, tu Luz, tu Paz, tu Amor, el tiempo que quieras mas cuando lo desees puedes rescatarlo que estará intacto, que será siempre brillante y con la misma Luz que tiene desde el inicio de los tiempos.

Publicado por Jave

Soy estudioso en profundidad de UCDM y de LVDM, además soy monitor de Atención Plena o Mindfulness.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: